Gerardo Correas, presidente del GrupoEIP, inaugura el ciclo ConferenciasEIP 2017/18, con una reflexión sobre qué es el protocolo

El presidente del Grupo Escuela Internacional de Protocolo, Gerardo Correas, inauguró el pasado miércoles 25 de octubre el ciclo #ConferenciasEIP 2017/18 de la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona, con una extensa reflexión sobre qué es y para qué sirve el protocolo.

Ante más de un centenar de alumnos, Correas comenzó su intervención pidiendo a los EIPalumni que explicaran qué es y para qué sirve el protocolo dentro de los eventos, ante lo que estos hablaron de normativas, tradiciones y saber estar.

Gerardo Correas inaugura el ciclo de ConferenciasEIP 17-18

Partiendo de esta base, el presidente del Grupo EIP inició su reflexión con la pregunta ¿Quién marca las normas y las tradiciones? Ante lo que habló de un mundo en continuo cambio que, por lo tanto, necesita capacidad de adaptación rápida por parte de todos.

Así, Gerardo Correas explicó que, bajo su punto de vista, el protocolo es una disciplina comunicativa que permite a las entidades comunicarse mejor con sus públicos objetivos, y que la aplicación de la misma debe conseguir un retorno. En torno a esto, pormenorizó que “no está mal que un anfitrión haga X o Y, lo importante es que sepa lo que está transmitiendo con ello y, por tanto, el impacto que va a tener en sus públicos”.

Y precisamente hablando de los públicos objetivos, Correas incidió en la importancia de decidir correctamente los invitados a los eventos, pues estos son los que generan el retorno y el evento debe ser una inversión y no un gasto. Debemos conocer bien a los asistentes a nuestros eventos, tener mientras más datos de ellos mejor, y así aprovecharlo para hacerles sentir lo mejor posible.

Además, Correas también comentó la necesidad de que los profesionales de Protocolo vayan de la mano de los del resto de disciplinas comunicativas dentro de una empresa, como son la Publicidad, las Relaciones Públicas o la Comunicación, para que todos envíen mensajes coherentes. Y aquí introdujo la presentación del próximo Congreso Internacional de Protocolo, Comunicación Corporativa, Imagen Personal y Organización de Eventos que se celebrará en Valladolid los días 27, 28 y 29 de noviembre, donde se pretenden poner en común los puntos de vista de estas disciplinas a través de experiencias, más que de ponencias.

Finalmente, Gerardo Correas resumió que el Protocolo es unificar organización, normativa, etiqueta y ceremonial para transmitir una imagen coherente dentro de una estrategia integral de comunicación, en un mundo interdisciplinar en el que un técnico de Protocolo debe saber manejar las disciplinas anexas.

Tras un pequeño teatrillo con uno de los nuevos alumnos del MBA en Protocolo, Diseño, Creación y Dirección de Eventos, Gerardo Correas dio por finalizada su conferencia dando la bienvenida a los nuevos estudiantes a la FamiliaEIP.

Puedes, como es habitual, repasar lo dicho por Correas en el storify de la conferencia, en el siguiente enlace.

El jefe de Protocolo de Presidencia de la Generalitat de Catalunya, Carles Fabró, cierra el ciclo de conferencias de EIP Barcelona 2016/17

El jefe de Protocolo y Relaciones Institucionales del Gabinete de la Presidencia de la Generalitat de Catalunya, Carles Fabró, cerró el pasado miércoles 31 de mayo el ciclo conferenciasEIP 2016/17, organizado por la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona.

Carles Fabró en la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona Catalunya Protocol.jpg

Fabró, que ha trabajado mano a mano con los cinco presidentes de la Generalitat de Catalunya de la democracia, dictó una ponencia en la que presentó los retos fundamentales a los que se enfrenta un protocolista a la hora de organizar una conferencia de gran formato, basándose en la organizada el pasado 22 de mayo en el Ayuntamiento de Madrid protagonizada por el president Carles Puigdemont, junto con el vicepresident Junqueras y el conseller Romeva.

Entrando en materia, Fabró indicó que, según su punto de vista, el profesional de protocolo debe ser muy flexible, teniendo bien asentados los conocimientos pero también contando con sentido común. Por ello, cree que para cada evento se debe evaluar y negociar la posición de las autoridades asistentes, entendiendo la relevancia de cada uno de ellos en los actos, y dejando la normativa (fundamentalmente el Real Decreto 2099/83) como un recurso cuando el acuerdo no es posible.

“Lo primero que debes hacer para plantear un evento es analizar qué formato encaja mejor en tus necesidades. A partir de ahí, decides y te pones a preparar con el equipo la lista de invitados”, destacaba el conferenciante, que indicó que se debe tener especial énfasis en el control de las invitaciones, para evitar filtraciones o problemas de seguridad.

En este sentido, también hizo énfasis en la necesidad de que el departamento de Seguridad, el de Comunicación y el suyo propio trabajen en conjunto, muy coordinados, intentando facilitarse el trabajo entre sí. Por ejemplo, hay que analizar muy bien los espacios y controlar las entradas primarias y secundarias, colocando los filtros necesarios para el control de los asistentes.

Con respecto a Comunicación, Protocolo realiza propuestas de escenografía, pero el departamento de relación con los medios debe dar siempre su visto bueno, pues son los encargados de velar por la identidad corporativa.

En torno a su relación con el president, Fabró indicó que siempre, antes de un evento, se le realiza un resumen sobre lo que va a ocurrir en el mismo, los horarios marcados, asistentes, etcétera, para que asista lo más tranquilo posible. También recalcó la necesidad de colocar el orden del día de los actos en la mesa presidencial, para no dejar nada al azar. “Aun así – dijo- es imposible controlar todos los detalles. Por ejemplo, un ponente que tiene reservados 3 minutos, puede terminar dando una charla de 15 minutos, y ante eso poco puedes hacer”.

Para finalizar, y ya entrando más en el aspecto general de su trabajo como protocolista, señaló que “me doy cuenta de hasta el más mínimo detalle, como una mesa que está mal pintada y se ve a contraluz. La mayoría de gente no lo verá, pero los de Protocolo eso lo llevamos dentro”. También indicó su punto de vista sobre los profesionales que desarrollan su labor en instituciones: “creo que debemos velar siempre por la imagen de la institución, más allá de personalismos o de quién las presida en ese momento. Personalmente, he tenido la suerte de que todos los presidents han entendido mi trabajo, y también de tener un magnífico equipo al que hay que cuidar como se merece, intentando desarrollar todo su potencial”.

Todo esto y mucho más contó Carles Fabró en el cierre del ciclo conferenciasEIP del curso 2016/17, que volverá de nuevo un año más en octubre, con el inicio del año escolar. Como no podía ser de otra manera, si quieres saber más de la conferencia, puedes consultar el storify de la misma.

EIP Barcelona celebra el 25 aniversario de los Juegos del 92 con una conferencia de Pedro Palacios, DIRCOM del evento

La Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona celebró el pasado miércoles 24 de mayo el 25 aniversario de los Juegos Olímpicos celebrados en la Ciudad Condal en 1992, con una conferencia del que fuera Director de Comunicación del evento, Pedro Palacios.

Pedro Palacios en EIP Barcelona Protocolo Catalunya.jpg

Palacios comenzó explicando que los Juegos Olímpicos resultan un evento muy especial porque “lo juegas todo al directo. Estás 7 años trabajando y se te pueden ir al traste por cualquier detalle, y no admite ensayos previos. Eso genera una tensión tremenda, tanto en las personas que trabajan en ello, como para la organización en sí”.

Dando un poco de contexto, el conferenciante explicó que la ciudad de Barcelona se había presentado previamente en tres ocasiones como candidata a albergar los Juegos Olímpicos de 1924 (París), 1936 (Berlín) y 1972 (Munich), pero a la cuarta, y bajo el mandato del Comité Olímpico Internacional del catalán Juan Antonio Samaranch, se consiguió el objetivo.

La idea de la candidatura, comentó Palacios, comenzó en 1981, momento a partir del cual se empezó a organizar la propuesta. Sería en 1986 cuando la asamblea del COI asignaría los Juegos a Barcelona para 1992 y a partir de aquí comenzó un intenso trabajo que revolucionó la Ciudad Condal.

Palacios detalló que Barcelona hasta ese momento era una ciudad industrial, que daba la espalda al mar y muy poco conocida a nivel extranjero. Comentó, en este sentido, que Pasqual Maragall cuando asistió a los Juegos de Los Angeles 84 y decía que venía de esta ciudad, nadie sabía ubicarla.

“Los juegos suponen un enorme catalizador de energía, ya que todas las instituciones ponen de su parte para sumar. Nadie quiere resultar retratado como el que pone palos en las ruedas –explicó el ponente-, por lo que se consiguió invertir en solo 5 años lo que habitualmente se gasta en 25”, tras lo que añadió que “en cualquier caso, se trabajó muy bien, porque la inversión no te garantizan nada per se. Atlanta 92 o Atenas 2004 son ejemplos que supusieron un fracaso”.

A lo largo de su conferencia, Palacios fue desgranando algunos detalles curiosos e interesantes, como que se produjeron 2800 horas de imágenes en directo, contando con 1700 medios de comunicación; que fueron casi 90000 las personas acreditadas, entre organización, medios y voluntarios; que la inversión ascendió a 4000 millones de euros, obteniendo un superávit de 1.94 tras los Juegos; o detalles como que se utilizaron 1200 flechas en los ensayos para el encendido del pebetero.

También tuvo un momento el ponente para hacer referencia al equipo de protocolo, del que destacó su importante labor en las ceremonias de apertura, clausura y premiaciones. Destacó que, para él, “protocolo es creatividad, empatía, buen gusto y sensibilidad. Cualquiera puede saber ordenar autoridades, pero los de protocolo tenéis que tener todas esas cualidades”. En este sentido, Palacios explicó que el responsable de protocolo de cada una de las instalaciones era el responsable de recoger las banderas para las premiaciones y quien comunicaba a los técnicos de sonido los himnos para las mismas, por ejemplo.

Para cerrar su ponencia, Palacios mostró diversos elementos de los Juegos de Barcelona 92, empezando por un banderín olímpico, la colección de pins de Cobi, la mascota de los Juegos, y siguiendo con una reproducción de las medallas de oro, plata y bronce que obtuvieron los deportistas vencedores en las distintas disciplinas.

Todo esto, y mucho más, puedes recordar como es habitual en nuestro storify.

 

Los EIPalumni de MBA representan un pleno de constitución de una Corporación Municipal

El pasado jueves 18 de mayo, los EIPalumni de MBA en Protocolo, Diseño, Creación y Dirección de Eventos de la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona, dentro de su taller colaborativo de Protocolo Oficial, participaron en la representación de un pleno de constitución de una Corporación Municipal.

IMG_20170518_122643.jpg

Comandados por el profesor Pablo Cenizo, en primer lugar el alumnado tuvo una sesión de teoría en la que conocieron los pormenores de la Ley Electoral de Régimen General, en lo que atañe a las elecciones municipales. Además, aprendieron los detalles protocolarios fundamentales de lo que supone un pleno de constitución.

Tras esta hora, y por sorpresa, los pupilos se trasladaron al aula magna de nuestro centro, donde todo estaba preparado para albergar la representación. Tras asignarles diferentes roles, tres grupos municipales fueron constituidos:

  • Protocolo, sí se puede (PsP), con 5 concejales
  • Juntos por la Escuela (JxE), con 4 concejales
  • Protocolo Democrático Unido (PDU), con 2 concejales

El profesor Cenizo tomó el papel de secretario de la Corporación, dirigiendo la composición de la mesa de edad para el pleno, que asumieron las alumnas de mayor y menor edad, siendo Eva Poy (PsP) la presidenta de la sesión e Idoia Pardo (PDU) la vocal, tomando juramento o promesa en primera instancia de sus nuevas responsabilidades.

Coordinando ya la sesión Eva Poy, llamó en orden alfabético al resto de concejales para que realizaran su juramento o promesa, tras lo que quedó definitivamente compuesta la Corporación Municipal de la Escuela Internacional de Protocolo.

Tal y como establece la ley, en esta misma sesión los concejales pasan a elegir al nuevo alcalde o alcaldesa de la localidad, algo a lo que solo pueden optar los cabeza de lista que obtuvieron representación en las elecciones. Por ello, Eva Poy pidió a los líderes de cada uno de los grupos que realizaran su discurso de toma de posición, en orden inverso a su representación. Este papel recayó en:

  • Idoia Pardo, por PDU
  • Samantha Serratos, por JxE
  • Daniel Mayordomo, por PsP

Realizado este procedimiento, cada uno de los concejales cumplimentó su papeleta de voto y la depositó en la urna preparada a tal efecto, hecho lo cual se procedió al escrutinio público de las papeletas, que dio el siguiente resultado:

  • Daniel Mayordomo, 4 votos
  • Samantha Serratos, 4 votos
  • Idoia Pardo, 2 votos
  • Votos nulos, 1

Ante esta situación, y tal y como establece la ley, Eva Poy dio por designado nuevo alcalde a Daniel Mayordomo, al no haber obtenido ninguno de los candidatos la mayoría absoluta de los apoyos del pleno y ser Mayordomo el que encabezara la lista con mayor apoyo popular en las elecciones previamente celebradas.

Finalmente, Mayordomo juró su cargo, Poy le impuso su acreditación y le entregó la vara de mando, y el nuevo alcalde realizó su discurso de apertura de mandato.

Una nueva actividad dentro de la filosofía de la Escuela Internacional de Protocolo de aprender haciendo y cuyas fotos puedes ver en nuestro Facebook.

Visita a la sede de las Instituciones Europeas en Barcelona II: estructura de la Unión Europea

Los EIPalumni de la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona visitaron el pasado miércoles 22 de febrero la sede de la Oficina de Representación de la Comisión Europea y de la Oficina de Información del Parlamento Europeo en Barcelona, donde fueron recibidos por el Director de la Representación de la Comisión Europea en Barcelona, Ferran Tarradellas.

IMG_20170222_124402.jpg

En esta segunda entrada del blog referente a aquella visita (aquí puedes recordar la primera), vamos a repasar de la mano de los comentarios de Tarradellas, la actual estructura de la Unión Europea. El Jefe de la Representación comenzó explicando que “la Unión, aunque no es un Estado, tiene una estructura muy similar, con su poder ejecutivo, legislativo y judicial, su jefatura de Estado y su jefatura de Gobierno. El problema es que al no ser un Estado, nada se llama como es habitual, lo que hace que su comprensión sea un tanto más compleja”.

De este modo, el equivalente a la Jefatura del Estado está en el Consejo Europeo, formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 países miembro “lo forman los responsables políticos de cada país, por ejemplo en España sería el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, mientras en Francia sería el presidente de la República, François Hollande”. Este consejo “marca las líneas estratégicas que debe seguir la UE y suele reunirse cuatro veces al año,  aunque en situaciones complejas pueden reunirse en más ocasiones”.

La jefatura de Gobierno recae sobre el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, quien comanda un equipo de 28 comisarios, que sería lo equivalente a los ministros de la Unión. A diferencia de los ministros en un Estado, que son elegidos por el presidente del Gobierno, en la UE son propuestos por cada uno de los estados miembro, y Junker simplemente puede decidir qué cartera les asigna. Como cualquier gobierno, la Comisión propone leyes, ejecuta políticas y, en este caso, es la guardiana de los Tratados. Los Comisarios, en cualquier caso, deben pasar un examen por parte del Parlamento Europeo, que pueden vetar su nombramiento, ante lo que el Estado proponente debería presentar una nueva candidatura.

El poder judicial recae sobre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, formado por 28 jueces de reconocido prestigio de los Estados miembro, y que juzga todo aquello en lo que exista legislación de ámbito de comunitario, lo cual hoy día es prácticamente todo.

El poder legislativo recae sobre un ente bicameral. Por un lado, está el Parlamento Europeo, formado por los eurodiputados y que está elegido de manera directa por los ciudadanos de la Unión. El equivalente al Senado es el Consejo de Ministros de la Unión, y está formado por los ministros de cada uno de los ramos de cada Estado miembro.

Cualquier propuesta legislativa de la Comisión pasa al Parlamento y al Consejo de Ministros. En caso de que ambos estén de acuerdo, se aprueba la ley, pero en caso de que una de las dos “cámaras” presente enmiendas, se organiza una comisión mixta de ambas para alcanzar un acuerdo y sacarla adelante.

La última gran institución de la UE es el Banco Central Europeo, dirigido por su presidente, Mario Dragi. La función principal del BCE es controlar la inflación en la zona Euro, así como controlar la política monetaria.

Tras este intenso repaso, Tarradellas se despidió de los EIPalumni presentando algunas curiosidades protocolarias de la Unión, explicando que el hecho de que haya 24 idiomas oficiales en el ámbito comunitario lo hace todo un poco más complicado y de hecho, el equipo de traductores de la UE tiene un presupuesto de mil millones de euros al año, siendo el equipo humano que más neologismos genera.

Si quieres repasar toda la conferencia del señor Tarradellas, puedes hacerlo, como es habitual, en nuestro Storify.

Marta Domènech narra el ceremonial de Santa Tecla a los alumnos de EIP Barcelona

Marta Domènech comenzó su conferencia en la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona presentándose ella misma: “me dedico al protocolo, vengo a hablar de ceremonial religioso y festivo, y llevo el pelo de colores”. Así, Domènech empezó a superar clichés sobre los protocolistas.

Dicho esto, Domènech, que es responsable de Europa Direct Tarragona, comenzó a explicar de dónde viene la tradición de la procesión de Santa Tecla: Es en 1320 cuando el rey Jaume II obtiene la reliquia del brazo de la santa de Armenia, que es transportada a Barcelona. Desde allí se organiza el traslado hasta Tarragona, una cuestión que tarda un año en dilucidarse pues se producen series luchas de poder entre el rey, el arzobispo y los cónsules de la ciudad.

Marta Domènech Protocol Catalunya Tarragona.jpg

Finalmente, el 18 de mayo de 1321 se produce la ansiada procesión, tan larga que cuando los primeros miembros de la misma llegaban a la catedral, aún no había salido todo el mundo desde el punto de partida, en Constantí. El protocolo de entrada a la catedral marcó que primero entró a caballo la bandera del Cabildo Catedralicio, tras la cual entró el rey, y finalmente la bandera de la ciudad portada por un prohombre y escoltada por seis ciudadanos.

Desde 1381, a la procesión se incorpora el Seguici Popular, en el que pasean por las calles distintos elementos como bestias, gigantes, cabezudos, castells, etcétera, que representan a gremios o agrupaciones sociales de la ciudad. Este Seguici, actualmente está desde 1991 regido por una comisión permanente, que lo revisa cada año para estudiar posibles incorporaciones al mismo, demostrando que el protocolo es una cuestión que puede y debe irse actualizando en el tiempo.

Cada uno de los elementos del Seguici es entendido como un símbolo de la ciudad de Tarragona, por lo que su utilización en otras festividades debe aprobarse por el Ayuntamiento.

Las negociaciones que en su momento tuvieron rey, arzobispo y cónsules, no son muy diferentes a las actuales, pues aparecer antes o después en la procesión, no es algo baladí (es puro protocolo). Esto siempre lo ha conocido el poder político, que ha ido utilizando este tipo de festividades para trasladar sus mensajes.

Domènech aprovechó toda esa explicación para concluir que, si algo tan tradicional como el Seguici es susceptible de evolucionar, “todo en protocolo puede hacerlo, incluso el Oficial”, y que además así debería ser.

Si quieres conocer más sobre todo lo que contó Marta Domènech, puedes hacerlo, como siempre, en storify.

Jinho Shin y Carlos Marcuello desgranan las claves de la cultura de Corea del Sur, en una conferencia en EIP Barcelona

Jinho Shin, director general y fundador de Promocorea, y Carlos Marcuello, experto consultor en culturas del lejano oriente, desgranaron el pasado miércoles 23 de noviembre las cuestiones básicas sobre el protocolo en los negocios en Corea del Sur, en una conferencia dictada ante el alumnado de la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona.

Jinho Shin Protocol Barcelona Catalunya.jpg

Shin, que durante más de 20 años fue alto funcionario del Estado coreano, y que hace 6 años abrió su consultora en la ciudad de Barcelona, comenzó ubicando la República de Corea del Sur en el mapa, situada en la península de Corea, entre China y Japón, y bajo la República Popular de Corea, además de repasar someramente su historia.

Dentro de su ponencia, Shin y Marcuello destacaron que el país era uno de los más pobres del mundo en los años 60, pero que en los últimos 50 años ha realizado un cambio tan profundo que actualmente es una de las primera potencias mundiales, situando su economía en el puesto 13 según el Banco Mundial, por PIB.

Además, destacaron que su potencia se basa en los Chaebols, grandes conglomerados empresariales muy diversificados como Samsung o LG, que han conseguido centrar la economía coreana en las exportaciones. Esta situación permite dar mucha estabilidad a los inversores en este, por otra parte, pequeño país asiático.

En lo que respecta a la cultura, su base es el confucionismo, contando con gran libertad y diversidad religiosa en el país, que basa las relaciones personales en el respeto por las jerarquías y la edad. Es por ello que para poder realizar negocios allí, un empresario occidental debe en primer lugar asentar unas relaciones de confianzas, acceder a lo que ellos conocen como círculo Uri (literalmente, nosotros, en castellano) para poder tener éxito.

Para esto, es ideal tener en cuenta diversas cuestiones, algunas tan sencillas como que es mejor utilizar un teléfono móvil coreano en lugar de uno de otro país; o vestir siempre de manera formal, con traje oscuro y corbata en el caso de los hombres, y traje o falda sin colores estridentes para las mujeres. Además, Shin y Marcuello explicaron que los empleados saludan a sus jefes con una reverencia que, cuanto mayor sea el ángulo, mayor es el respeto mostrado; y que a la hora de brindar, los empleados siempre colocan el vaso por debajo del jefe.

Todo esto y mucho más contaron los conferenciantes en su ponencia, que como es habitual puedes repasar en storify.

Versión en catalán en nuestra página de Facebook.