Marta Domènech narra el ceremonial de Santa Tecla a los alumnos de EIP Barcelona

Marta Domènech comenzó su conferencia en la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona presentándose ella misma: “me dedico al protocolo, vengo a hablar de ceremonial religioso y festivo, y llevo el pelo de colores”. Así, Domènech empezó a superar clichés sobre los protocolistas.

Dicho esto, Domènech, que es responsable de Europa Direct Tarragona, comenzó a explicar de dónde viene la tradición de la procesión de Santa Tecla: Es en 1320 cuando el rey Jaume II obtiene la reliquia del brazo de la santa de Armenia, que es transportada a Barcelona. Desde allí se organiza el traslado hasta Tarragona, una cuestión que tarda un año en dilucidarse pues se producen series luchas de poder entre el rey, el arzobispo y los cónsules de la ciudad.

Marta Domènech Protocol Catalunya Tarragona.jpg

Finalmente, el 18 de mayo de 1321 se produce la ansiada procesión, tan larga que cuando los primeros miembros de la misma llegaban a la catedral, aún no había salido todo el mundo desde el punto de partida, en Constantí. El protocolo de entrada a la catedral marcó que primero entró a caballo la bandera del Cabildo Catedralicio, tras la cual entró el rey, y finalmente la bandera de la ciudad portada por un prohombre y escoltada por seis ciudadanos.

Desde 1381, a la procesión se incorpora el Seguici Popular, en el que pasean por las calles distintos elementos como bestias, gigantes, cabezudos, castells, etcétera, que representan a gremios o agrupaciones sociales de la ciudad. Este Seguici, actualmente está desde 1991 regido por una comisión permanente, que lo revisa cada año para estudiar posibles incorporaciones al mismo, demostrando que el protocolo es una cuestión que puede y debe irse actualizando en el tiempo.

Cada uno de los elementos del Seguici es entendido como un símbolo de la ciudad de Tarragona, por lo que su utilización en otras festividades debe aprobarse por el Ayuntamiento.

Las negociaciones que en su momento tuvieron rey, arzobispo y cónsules, no son muy diferentes a las actuales, pues aparecer antes o después en la procesión, no es algo baladí (es puro protocolo). Esto siempre lo ha conocido el poder político, que ha ido utilizando este tipo de festividades para trasladar sus mensajes.

Domènech aprovechó toda esa explicación para concluir que, si algo tan tradicional como el Seguici es susceptible de evolucionar, “todo en protocolo puede hacerlo, incluso el Oficial”, y que además así debería ser.

Si quieres conocer más sobre todo lo que contó Marta Domènech, puedes hacerlo, como siempre, en storify.

La EIP asiste invitada a una jornada formativa con los organizadores de los JJMM Tarragona 2017

El pasado martes 7 de junio tuvo lugar en Tarragona una formación dirigida a gestores deportivos y organizadores de eventos, promovida por la ACGEP (Associació Catalana de Gestors Esportius Professionals), en la que los ponentes fueron diversos miembros del Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos, a la cual asistió el profesor de protocolo deportivo de la Escuela Internacional de Protocolo de Barcelona, Juan Antonio Haro.

Hubo ponencias de diferentes temáticas en las que se trataron algunos de los aspectos básicos en la organización de un acontecimiento de tal magnitud. Gerard Monguió y Núria Cestero, del área de servicios personales, abordaron el tema del voluntariado, una cuestión clave que exige una planificación, una formación y un seguimiento que bien gestionados aseguran el éxito organizativo. Acto seguido fue Vicente Javaloyes, miembro del equipo organizador, quien trató de poner luz en el campo de la financiación de los eventos deportivos. Se trató de una intervención muy dinámica en la que se hizo un planteamiento innovador y emocional de todo aquello vinculado al marketing deportivo.

La mañana finalizó con una mesa redonda en la que participaron Ramon Cuadrat, Teresa Fuster y Ramon Pallejà, coordinadores del área de deportes e infraestructuras del Comité Organizador de los Juegos Mediterráneos Tarragona 2017.

Después de la comida, la expedición realizó un recorrido por parte de las instalaciones que acogerán los JJMM, comenzando por la Tarraco Arena Plaza, plaza de toros con una cubierta móvil que acogerá la competición de gimnasia rítmica, y finalizando en el espacio donde estará situado El Anillo Mediterráneo, aún pendiente de construcción, y que tiene que ser uno de los epicentros de los Juegos, ubicado en la zona de Campclar. Para hacer realidad este proyecto, se contempla una reforma de las instalaciones deportivas existentes en la zona y la construcción de dos nuevos equipamientos deportivos: un palacio de deportes con capacidad para 5.000 espectadores y una piscina olímpica de 50 metros descubierta.

El cierre a esta interesantísima jornada fue a cargo Javier Villamayor, Tercer teniente de alcalde del Ajuntament de Tarragona y comisionado de los Juegos Mediterráneos 2017, quien recibió a toda la expedición en las oficinas de la organización de los JJMM, donde dirigió unas palabras a los allí presentes y analizó el momento actual y la perspectiva que se plantea desde ahora hasta la fecha de inicio de los Juegos.

Como es habitual en este tipo de jornadas, concluyó con la foto de familia de todo el grupo.